Cooperativismo

El Cooperativismo en Colombia

Las organizaciones indígenas precolombinas desarrollaron actividades de cooperación, las cuales aplicaron en trabajos agrícolas en épocas de siembras y recolección de productos, en la construcción de viviendas y vías de comunicación, entre otras. Sin tener en cuenta su vigencia en el tiempo de estos modelos de solidaridad, se considera que el cooperativismo se inició en Colombia en la década de 1920, y obtiene su normativización con la expedición de la ley 134 de 1931. El General Rafael Uribe Uribe, hizo los primeros planteamientos cooperativos; igualmente se registra la presentación de un primer proyecto sobre asuntos cooperativos en 1916 por parte del ministro de Agricultura y Comercio Benjamín Herrera.

El más conocido difusor de las ideas y promotor del modelo cooperativo fue el Canónigo de Tunja, Adán Puerto quien recién llegado de Europa emprendió una amplia labor de divulgación mediante conferencias, charlas y publicaciones, especialmente en el Boletín Diocesano, Ecos del Centro y El Vigía.

¿Qué es Una Cooperativa?

Somos un grupo de personas que nos unimos de forma voluntaria para atender y satisfacer en común nuestras necesidades y aspiraciones económicas, sociales, de salud, educación y culturales mediante una empresa que es de propiedad de todos y democráticamente gestionada.
Principios Cooperativos

Membresía abierta y voluntaria
Las cooperativas son organizaciones voluntarias abiertas para todas aquellas personas dispuestas a utilizar sus servicios y dispuestas a aceptar las responsabilidades que conlleva la membresía sin discriminación de género, raza, clase social, posición política o religiosa.

Control democrático de los miembros
Las cooperativas son organizaciones democráticas controladas por sus miembros quienes participan activamente en la definición de las políticas y en la toma de decisiones.Los hombres y mujeres elegidos para representar a su cooperativa, responden ante los miembros.

Participación económica de los miembros
Los miembros contribuyen de manera equitativa y controlan de manera democrática el capital de la cooperativa. Por lo menos una parte de ese capital es propiedad común de la cooperativa. Usualmente reciben una compensación limitada, si es que la hay, sobre el capital suscrito como condición de membresía.

Los miembros asignan excedentes para cualquiera de los siguientes propósitos: El desarrollo de la cooperativa mediante la posible creación de reservas, de la cual al menos una parte debe ser indivisible; los beneficios para los miembros en proporción con sus transacciones con la cooperativa; y el apoyo a otras actividades según lo apruebe la membresía.

Autonomía e independencia
Las cooperativas son organizaciones autónomas de ayuda mutua, controladas por sus miembros.
Si entran en acuerdos con otras organizaciones (incluyendo gobiernos) o tienen capital de fuentes externas, lo realizan en términos que aseguren el control democrático por parte de sus miembros y mantengan la autonomía de la cooperativa.

Educación, formación e información
Las cooperativas brindan educación y entrenamiento a sus miembros, a sus dirigentes electos, gerentes y empleados, de tal forma que contribuyan eficazmente al desarrollo de sus cooperativas.
Las cooperativas informan al público en general, particularmente a jóvenes y creadores de opinión, acerca de la naturaleza y beneficios del cooperativismo.

Cooperación entre cooperativas
Las cooperativas sirven a sus miembros más eficazmente y fortalecen el movimiento cooperativo trabajando de manera conjunta por medio de estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.
Compromiso con la comunidad
La cooperativa trabaja para el desarrollo sostenible de su comunidad por medio de políticas aceptadas por sus miembros.
Somos un grupo de personas que nos unimos de forma voluntaria para atender y satisfacer en común nuestras necesidades y aspiraciones económicas, sociales, de salud, educación y culturales mediante una empresa que es de propiedad de todos y democráticamente gestionada.
Principios Cooperativos

Membresía abierta y voluntaria
Las cooperativas son organizaciones voluntarias abiertas para todas aquellas personas dispuestas a utilizar sus servicios y dispuestas a aceptar las responsabilidades que conlleva la membresía sin discriminación de género, raza, clase social, posición política o religiosa.

Control democrático de los miembros
Las cooperativas son organizaciones democráticas controladas por sus miembros quienes participan activamente en la definición de las políticas y en la toma de decisiones.Los hombres y mujeres elegidos para representar a su cooperativa, responden ante los miembros.

Participación económica de los miembros
Los miembros contribuyen de manera equitativa y controlan de manera democrática el capital de la cooperativa. Por lo menos una parte de ese capital es propiedad común de la cooperativa. Usualmente reciben una compensación limitada, si es que la hay, sobre el capital suscrito como condición de membresía.

Los miembros asignan excedentes para cualquiera de los siguientes propósitos: El desarrollo de la cooperativa mediante la posible creación de reservas, de la cual al menos una parte debe ser indivisible; los beneficios para los miembros en proporción con sus transacciones con la cooperativa; y el apoyo a otras actividades según lo apruebe la membresía.

Autonomía e independencia
Las cooperativas son organizaciones autónomas de ayuda mutua, controladas por sus miembros.
Si entran en acuerdos con otras organizaciones (incluyendo gobiernos) o tienen capital de fuentes externas, lo realizan en términos que aseguren el control democrático por parte de sus miembros y mantengan la autonomía de la cooperativa.

Educación, formación e información
Las cooperativas brindan educación y entrenamiento a sus miembros, a sus dirigentes electos, gerentes y empleados, de tal forma que contribuyan eficazmente al desarrollo de sus cooperativas.
Las cooperativas informan al público en general, particularmente a jóvenes y creadores de opinión, acerca de la naturaleza y beneficios del cooperativismo.

Cooperación entre cooperativas
Las cooperativas sirven a sus miembros más eficazmente y fortalecen el movimiento cooperativo trabajando de manera conjunta por medio de estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.
Compromiso con la comunidad
La cooperativa trabaja para el desarrollo sostenible de su comunidad por medio de políticas aceptadas por sus miembros.

Historia del Cooperativismo

El año de 1750 se referencia como el inicio de la llamada Revolución Industrial, la cual generó un impacto negativo en los ingresos de los trabajadores, al ser desplazada en las factorías o fábricas la contratación de obra de mano, por la aparición de las máquinas.

El 28 de octubre de 1844, en la población de Rochdale Inglaterra, un grupo de tejedores se unieron y crearon una asociación libre registrándola como: "Sociedad Equitativa de los Pioneros de Rochdale", y el 21 de diciembre iniciaron actividades, por cierto su ubicación fue en la Calle del Sapo, convirtiéndose en una alternativa asociativa, dentro de la sociedad capitalista de entonces. Este grupo de Pioneros estuvo conformado por una mujer y 27 hombres, los cuales aportaron como capital inicial 28 libras inglesas.

La fecha de 28 de octubre de 1844, mundialmente se tiene como referencia de la formalización o fundación del modelo empresarial cooperativo.

El Cooperativismo en América

La evolución exitosa del modelo cooperativo en Europa, fue trasplantado a América, por medio de los inmigrantes que llegaban a estas nuevas tierras en busca de un futuro mejor; se reconocen dos corrientes: la primera corresponde a su llegada al sur del Continente, Argentina, Brasil y Uruguay. A estos países llegó la semilla en el conocimiento de inmigrantes alemanes, suizos, franceses e italianos de los modelos de bancos rurales Raiffeisen y las cajas populares tipo Luzzeti.

La segunda corriente se origina en Canadá, trasladándose a los Estados Unidos, América Central, el Caribe y el norte de Suramérica. Esta última corriente, enriquecida con las experiencias europeas, tomó características especiales, producto de la adecuación del cooperativismo de crédito al entorno socio-económico y cultural del nuevo mundo; de igual manera del pensamiento de sus promotores y difusores.

Además del trabajo realizado por los promotores y filántropos en la irrigación de este nuevo modelo empresarial, son importantes los aportes hechos por la Iglesia Católica, mediante su acción pastoral social y bajo la orientación de las encíclicas de los Papas, además de organizaciones sindicales al incentivar entre sus afiliados la creación de cooperativas de crédito, vivienda, servicios de salud, entre otras.

VALORES COOPERATIVISTAS

AYUDA MUTUA
Es necesario comprenderla y emplearla como valor inherente del ser humano para alcanzar las metas individuales y colectivas.
IGUALDAD
Implica que en todo acto la Cooperativa debe aceptar el ingreso y reconocer idénticos derechos y obligaciones a todos los asociados sin distinción de sexo, etnia, clase social, credo y capacidad intelectual o física.
RESPONSABILIDAD
Es el deber que asumen los asociados frente al funcionamiento, gestión y gobernabilidad de la cooperativa.
EQUIDAD
Es el acatamiento de los deberes y el ejercer de los derechos, como lo promueve la democracia en la Cooperativa.
DEMOCRACIA
En la toma de decisiones, un asociado un voto.

Hacemos Parte De:

Vigilados Por:


 

                  
              

Nuestras Redes


 

 

Información